Vacunación antigripal: La importancia de completar el esquema

 

Especialistas alertan sobre los riesgos de un esquema de vacunación antigripal incompleto

Los niños entre 6 meses y 2 años de edad deben recibir esquema de vacunación antigripal con dos dosis. Según cifras del Ministerio de Salud de Argentina, las coberturas de primeras dosis fueron poco más del 80%, sin embargo las de segundas dosis sólo alcanzaron el 60% en el 2015.

Cada año, los niños se enferman de gripe estacional y habitualmente necesitan atención médica a causa de esta enfermedad, especialmente los menores de 5 años de edad. La vacunación oportuna es la herramienta de mayor eficacia e impacto para la prevención, siendo fundamental para una inmunización eficaz cumplir con el esquema de dos dosis, en el que  la segunda es de suma importancia, una vez transcurridos al menos 28 días de la primera dosis.

Los niños entre 6 meses y 2 años de edad que reciben la vacuna antigripal por primera vez deberían recibir un esquema con dos dosis y, según los últimos datos compartidos por el Ministerio de Salud de Argentina, solamente recibieron esta segunda dosis el 60,3% de los niños. En este sentido, las coberturas alcanzadas en la edad pediátrica son inferiores a las logradas en otros grupos de riesgo, como embarazadas o mayores de 65 años.

La primera dosis "prepara" al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunológica. Los niños que sólo reciben una dosis de la vacuna cuando necesitan dos, pueden tener protección reducida o ninguna protección por no haber completado el esquema de vacunación.

La gripe es una enfermedad fundamentalmente respiratoria, con mayor riesgo de complicación, hospitalización, y muerte en los grupos de alto riesgo. Entre las complicaciones más frecuentes se encuentran: neumonitis, neumonía bacteriana y descompensación en personas con enfermedades crónicas cardiovasculares, respiratorias y/o metabólicas. Se debe tener en cuenta que la vacunación es fundamental para determinadas personas que presenten alto riesgo o han estado en contacto cercano con personas con el mismo estado. Esto incluye niños con un alto riesgo de desarrollar complicaciones por la gripe y los adultos que están en contacto cercano con ellos.

Asimismo, los niños con problemas de salud crónicos como asma, diabetes y trastornos del sistema nervioso tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves a causa de la gripe.

En el caso que el niño necesite dos dosis, comenzar la vacunación en forma temprana garantizará la  protección antes de que la gripe comience a circular en su comunidad.

Referencias:

http://espanol.cdc.gov/enes/flu/protect/children.htm
http://www.who.int/immunization/position_papers/WHO_PP_Gripe_Nov_2012_Spanish.pd 
http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000000790cnt-lineamientos-gripe-2016.pdf